Saltar al contenido
Cuna Nido

Cuna para bebé.

Cuna para bebé

El momento en el que decides comenzar a preparar el nido, buscar la cuna para bebé, donde dormirá tu bebé recién nacido, es increíblemente emocionante.

A veces, se nos puede ir de las manos…así que lo razonable sería actuar lógicamente. Pero todos sabemos la importancia de la cuna, una cuna es a un bebé, lo que un nido es a un pajarito.

¿Qué cuna para bebé comprar?

Como una de esas personas que previamente lo tienen todo medido, comprobado, testado, y únicamente van a la tienda a comprar lo que les interesa, y les sale todo genial….

Como no somos así, y pensamos que la mayoría de los mortales tampoco lo son, hemos querido hacer una guía.

Para que puedas establecer un esquema en tu cabeza, y discernir qué es lo razonable y correcto, y tengas una idea de qué cuna es la mejor para tu bebé y para vosotros.


¿Qué tipos de cuna para bebé existen?


Mini Cuna


Partimos de la base de que una mini cuna para bebé es una alternativa razonable para dormir a los bebés más pequeños de 0 a 6 meses.

Pero, ¿qué es una mini cuna?


Hoy en día, se le llama mini cuna a una cuna para bebé más pequeña que la cuna de siempre, o tradicional, y en la que el bebé va a estar hasta aproximadamente los 6 u 8 meses.

Es de madera,  casi en la mayoría de los casos. Y puede ser cuna de colecho o no.
Si es de Cuna Colecho, tendrá una de los laterales con la opción de quitarlo o bajarlo.

Así cuando lo acerques a la cama grande tendrás una especie de espacio extra comunicado en el que estará el bebé.

No será necesario que te levantes a comprobar cómo está el bebé, ni tampoco para darle el pecho, ya que podrás hacer ambas cosas sin moverte de la cama.

¿Una minicuna es una cuna para bebé?


Han surgido otro tipo de productos, al que también se les llama mini cuna, cuna de colecho, babynest, cunita nido, cuna nido

En este caso, se trata de cojines acolchados, que están formados por un colchón y un rulo alrededor para evitar que el bebé se salga de su espacio.

Diferentes tipos de BabynestEstos babynest resultan muy prácticos, y de ahí su éxito.

Con un producto de precio bastante razonable, estás consiguiendo evitar comprar un montón de trastos que después de 6 meses no van a servir para nada.

Utilizarás la cuna nido para reducir el espacio en una una grande que ya tienes.

O bien para ponerla directamente en la cama, entre vosotros, como cuna de colecho.

Puedes utilizarla como cuna de viaje, o ponerla en el salón en la alfombra o encima del sofá, y así tendrás siempre a tu bebé a mano.


Además, estas cunitas nido normalmente se lavan muy bien, y secan bastante rápido, lo que las hace todavía más prácticas.


Encontrarás muchas opiniones relativas a estos nidos de bebé, pero lo cierto es que son un producto muy novedoso y versátil, que cuenta con muchas más opiniones a favor que en contra.


Y si te gusta todo lo relativo a la personalización, también puedes tener tu nido de bebé personalizado y aprender tú mismo cómo hacer un nido para bebé.


Todo esto en lo que se refiere a cunas pequeñas o minicunas.

Pero si lo que necesitamos es decidir qué cuna grande comprar, y con qué características, sigue leyendo…

Al igual que cualquiera de los artilugios que te ves obligado a adquirir cuando tienes un bebé, la cuna debe ser valorada, y pensar que características nos gustan más o no.

Todo esto, fundamentalmente porque se trata de un producto con un tiempo de vida limitado, y debe ser disfrutada al máximo:


Cunas clásicas

cuna-clasica-bebe
Cuna funcional para bebé de Micuna.


Hay cunas clásicas preciosas para bebés.

Y hoy en día aún siguen siendo las preferidas.


OFERTAS DE CUNAS DE BEBÉ


Aunque optemos por cualquiera de las otras, siempre elegiremos una cuna funcional como base para la habitación del bebé.

Hoy en día puedes elegir una cuna para bebé que tenga cajones incluídos, como las cunas convertibles. Son ideales para guardar todo lo relativo al bebé, como pañales, productos de higiene específicos del bebé, ropa, juguetes…


Son perfectas si lo que quieres es tener una cuna funcional que te dure muchos años, hasta que cambies a tu bebé a la cama.

Muchas de ellas también te ofrecen la opción de convertirlas en cama, quitando alguna de las partes, y así facilitando que el cambio del bebé a la cama de mayor sea más progresivo y sencillo para él.


Las encuentras disponibles con y sin ruedas. Y ahí sí que juegan más los gustos personales de cada uno, pero siempre la opción permite la posibilidad de realizar más movimientos con la cuna sin que tu bebé se despierte.

Cunas plegables o Cunas de viaje.

Estas cunas vienen preparadas para ser desmontadas y montadas fácilmente. Son perfectas para llevar de viaje.
Se trata de piezas que se ensamblan y se pliegan fácilmente para poder compactarlas fácilmente dentro de una bolsa.

Cunas que se balancean.


Piensa seriamente en esta opción. En mi caso no la valoré suficiente, y únicamente pude jugar con el hecho de que la cuna tenía ruedas. Esto hizo posible que pudiera moverla cuando mi bebé ponía el grito en el cielo. Me pasé noches enteras moviendo la cuna, y pensando en la posibilidad de haber elegido otra que se moviera más fácilmente únicamente con tocarla un poco.


Cunas convertibles

en camas, sofás o cambiadores.
Como ya hemos mencionado, la cuna es un elemento con un tiempo de vida limitado. Así que será muy buena opción elegir una que podamos transformar en otro mueble que pueda ser de utilidad.
Existen un montón de modelos de cunas convertibles en el mercado. Nosotros hemos seleccionado algunas que te ayudarán a tener una idea, o decidir si te gustan.