Saltar al contenido
Cuna Nido

Bolsa de Maternidad: qué llevar al hospital

La Bolsa de Maternidad es probablemente una de las cosas que siempre nos rondan en la cabeza a las embarazadas. Una tarea pendiente, que hasta que no realizas no te quedas a gusto.

Y es que a partir del octavo mes, es algo indispensable, para quedarnos tranquilas. Porque podemos liberarnos de mucho estrés, dejando preparada la bolsa maternal para cuando llegue nuestro bebé.

¿Cuándo podemos preparar la Bolsa de Maternidad?

A partir del mes octavo, en el que ya en cualquier momento puede llegar nuestro bebé. Tener la bolsa preparada con lo que vamos a llevar al hospital puede aliviarnos de mucho estrés. Porque sentir que lo único que tenemos que hacer es agarrar la bolsa y marchar al hospital, puede ser algo bastante tranquilizador.

¿Qué llevar al hospital para el nacimiento del bebé?

Dependiendo de si es un centro público o privado, tenemos que ser más o menos previsores.

Lo cierto es que no es necesario cargarse de demasiadas cosas. Por ejemplo, no será necesario llevar una canastilla completa de higiene para el bebé, porque en los primeros días casi no es necesario bañarlo, ni untarlo de cremas o ungüentos.

En algunos hospitales facilitan bodies para bebés, o mantas. Todo depende de si quieres llevar los tuyos, o en el primer momento no te importa llevar los que te dan en el propio hospital.

Dependiendo de todo eso, la canastilla del bebé, para llevar en la bolsa de maternidad, será más o menos grande.

Aquí te facilitamos un listado, para que puedas adaptarlo a tus necesidades, y añadas o quites cosas según te interese.

Un par de bodis de bebé, en algodón orgánico a ser posible. Este tipo de algodón se utiliza para hacer la ropa de los bebés, más delicada, y respetar la fina piel del bebé en los primeros momentos del recién nacido.

Un par de pijamas, también de algodón orgánico. Porque son más suaves y transpirables.

Una muselina de bambú o algodón, grande de 120×120. Puedes utilizarla para mil cosas, así que siempre resulta muy práctica llevar una o dos al hospital. Incluirlas siempre en la bolsa de maternidad es un acierto seguro.

Un arrullo  para el bebé. También puedes utilizar las muselinas para eso, pero si lo prefieres,puedes llevar un arrullo de algodón o lana a parte.

Pañales de tela, o convencionales, y demás productos de higiene para el bebé. Como linimento, bálsamo de pañal, y toallitas para limpiar al bebé.

No te olvides de llevar para ti, esta documentación, porque sí puede resultarte de mucha utilidad:

Dni de la madre y del padre.
Libro de familia
Tarjeta sanitaria

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *