Saltar al contenido
Cuna Nido

Importancia de la lactancia materna

Importancia lactancia materna

No siempre se da Importancia lactancia materna como debiera. Normalmente la nueva mamá, se encuentra inmersa en un entorno no siempre beneficioso, donde confluyen opiniones diversas, que no le dejan ver la luz al final del túnel en que puede convertirse la aventura de traer un hijo al mundo.

El periodo de lactancia materna es corto e intenso, y todos deberíamos contribuir a que fuera lo más satisfactorio posible. Pero desgraciadamente eso no ocurre en la mayoría de los casos, y la mamá se encuentra en una situación de estrés muy poco recomendable. Por eso, desde aquí, queremos contarte unas sencillas recomendaciones para que dar el pecho no se convierta en una pesadilla para ti.

La Oms recomienda la lactancia materna prolongada, está claro que es reconocido como un beneficio tanto para la mamá como el bebé. Así que siéntate, relájate y disfruta del momento:

Colócate con la espalda apoyada y relajada. Debe de ser una postura cómoda.

Controla tu respiración. Mantente calmada. Ya verás como es todo mucho más fácil de lo que habías pensado.

Se trata de estar lo más relajada posible cuando des el pecho a tu bebé. Por experiencia propia, cuando comiendas a amamantar, pones todo tu empeño. Pero la situación puede resultar desesperante y bastante frustrante. A observaciones y preguntas externas de: “no sabes lo que está comiendo realmente”, se une tu nerviosismo y falta de conocimiento. Por eso te recomendamos que leas algún libro especializado en Importancia lactancia materna, si es que no lo has hecho antes, y pongas en su sitio a toda esa gente.

Nadie más debería preocuparse de eso, salvo la mamá, papá y su pediatra. Así que relájate y disfruta de ese momento maravilloso que estás viviendo, alimentando a tu hijo con tu vida.

Está claro que vas a pasar mucho tiempo dando el pecho a tu bebé. Entonces, ¿por qué no aprovecharlo para relajarte y descansar? Aprovecha el momento para pensar cosas agradables, y acompaña la situación con una respiración lenta y acompasada. Ya verás como poco a poco irás notando los beneficios en ambos.

Verás como tu mente irá adoptando una aptitud mucho más positiva, y se irá adaptando a las circunstancias.

Ten paciencia contigo misma, no te exijas demasiado. Ni tampoco lo hagas con los que te rodean. Es un momento para disfrutar y vivirlo intensamente.