Saltar al contenido
Cuna Nido

Cómo elegir la cuna del bebé. Aspectos importantes a tener en cuenta en 2021

Cómo elegir la cuna del bebé

Definir dónde va a dormir nuestro bebé cuando nazca es una de las primeras decisiones que vamos a tomar como padres. Si bien la Asociación Española de Pediatría recomienda que el bebé recién nacido duerma durante los primeros meses en la habitación con sus padres, en una cuna aparte o en una cuna pegada a la cama, hay algunos padres que prefieren dormir a sus bebés en un dormitorio separado. Por eso, cómo elegir la cuna del bebé puede resultar un poco confuso al principio.

El colecho o dormir con el bebé, ya sea en una cuna pegada a la cama, o dentro de la misma cama de los padres, cuenta con múltiples beneficios avalados por multitud de estudios hasta la fecha. No sólo es positivo para el bebé, sino para toda la familia, ya que favorece un mejor descanso.

Sin embargo, eso no significa que los bebés no puedan dormir solos en su cuna, e incluso en su propia habitación. De hecho, los defensores de que el bebé tenga su propio espacio argumentan que de esta manera el bebé puede moverse cuanto quiera, no pasará calor y estará más seguro en su espacio sin riesgos.

Por eso, si aún no tienes claro qué tipo de cuna es la que quieres comprar, es importante saber qué tener en cuenta a la hora de elegirla para garantizar un correcto descanso del bebé, y ante todo, su seguridad. Te mostramos qué tener en cuenta al elegirla, y cuáles son los principales tipos de cuna que te vas a encontrar:

Claves para elegir una cuna segura, práctica y cómoda

Comprar una cuna debería de ser un acto completamente seguro, porque se han definido exhaustivamente los criterios de seguridad que deben cumplir todas las cunas que se vendan en la Unión Europea. Aún así, te recomendamos que compruebes siempre si estos criterios se están aplicando, especialmente en lo que se refiere a los materiales utilizados, la presencia de frenos en las ruedas, o la distancia que deben guardar los barrotes de la cuna.

En España, la normativa aplicable es la norma UNE-EN 716-1:2018 y la UNE-EN 716-2:2018. 

Por eso, te recomendamos que antes de comprar una cuna compruebes si se están cumpliendo ciertos requisitos obligatorios que a simple vista podrás ver:

⭐ Debe cumplir la normativa vigente

Es evidente que las normas son para cumplirlas. Pero hoy en día tenemos acceso a tantos productos procedentes de lugares fuera de la Unión Europea que nunca está de más comprobar si la normativa obligatoria es aplicada en la fabricación de ese producto.

En las instrucciones de montaje podrás ver el sello de calidad de que han cumplido este tipo de normas. Si aún no la has comprado, asegúrate leyendo las características del producto, indicadas por el fabricante.

⭐Colchón

Es fundamental que el colchón de la cuna del bebé sea confortable. Pero en el caso de los bebés, este punto es muy importante ya que como adultos tendemos a elegir un colchón de cuna excesivamente blando, y esto puede resultar contraproducente en el caso de los bebés.

Los colchones recomendados deben ser un poco rígidos, y no son recomendables los colchones con memoria.

La altura del colchón para el bebé debería ser de unos 10 cm, y su grosor depende de la edad del bebe´. Si es recién nacido será de unos 4 ó 6 cm, mientras que si ya tiene más de 2 años serán unos 6 cm. Además, entre el colchón y los bordes de la cuna deberá haber un espacio de unos 2 cm en cada lado.

⭐Somier

Al igual que el colchón, el somier tiene una especial importancia en cómo elegir la cuna del bebé, porque deberá ser rígido y sin posibilidad de deformarse. Además, la altura más alta tiene que ser de 30 cm y la más baja, unos 60 cm como máximo.

⭐Ruedas, pero siempre con frenos

Las ruedas en la cuna del bebé son una de mis prioridades. Si ya has tenido un bebé, sabes de lo que te hablo. Porque el hecho de que una cuna tenga ruedas hace todo mucho más fácil, ya que puedes moverla en el caso de que el bebé esté llorando, y puedes mover la cuna de lugar dentro de la casa.

Por eso, la Directiva de la Unión Europea ha establecido la necesidad de que las ruedas vengan provistas de frenos, para así evitar accidentes innecesarios.

⭐Acabados seguros

Desde la Unión Europea se ha definido con exactitud la prohibición de utilizar barnices o pinturas tóxicas para el bebé, además que no debería incluir adornos que el bebé pueda arrancar o puedan desprenderse y hacerle daño.

Al elegir la cuna del bebé asegúrate de que no se han utilizado tóxicos ni barnices que aún desprendan olor. Es muy importante que cuando la compres, la mantengas aireada durante un tiempo antes de utilizarla por si acaso quedan restos de la pintura.

⭐Barandilla de la cuna abatible

La barandilla abatible por uno de los lados de la cuna es algo que facilita mucho el trabajo de poner al bebé y sacarlo de la cuna. Pero ese mecanismo debe venir acompañado del bloqueo necesario para que el bebé no pueda manipularlo, y sea lo suficientemente seguro como para que no se desbloquee por accidente.

Elegir una cuna del bebé con barandilla abatible te ahorrará muchos dolores de espalda, y facilitará tu vida como mamá o papá.

¿Qué tipo de cuna comprar?

Pero cómo elegir la cuna del bebé no es sólo tener en cuenta ciertas condiciones de seguridad, sino que es importante que tengamos claro qué modelo de cuna es el que necesitamos según sean nuestras circunstancias, o dónde queremos que duerma el bebé. Aquí te dejamos una selección de los diferentes tipos de cunas para que elijas la que mejor se adapta a tus necesidades.

Cuna de madera clásica, convencional

Es la cuna clásica de madera de siempre. La opción perfecta si tu bebé duerme fuera de vuestra habitación, o si lo hace dentro y tienes espacio suficiente. Suelen ser bastante grandes, y son la mejor opción si vas a tener más bebés y quieres sacarle todo el partido.

En la mayoría de los casos, se baja una de las barandillas para que resulte más fácil meter y sacar al bebé para dormir. Incluso algunas vienen diseñadas para que con el tiempo sea el propio bebé el que entre y salga sin necesitar tu ayuda. Muy prácticas, cómodas y sobre todo, resistentes.

Moisés

El moisés es un tipo de cuna más pequeño que en los últimos tiempos está cobrando una mayor importancia. Hay quienes los prefieren a la mini cuna, pero has de tener en cuenta que los moisés tienen un tiempo de vida bastante limitado, porque sólo sirven cuando el bebé es recién nacido. Quedan pequeños demasiado pronto…

Cuna de colecho

Este tipo de cunas de colecho son perfectas si quieres dormir con el bebé pero sin compartir la cama grande. El bebé tiene su espacio pegado a la cama. De esta manera podrás controlar si está bien en cada momento, dar el pecho en mitad de la noche sin levantarte, y favorecer un mejor descanso de todos los miembros de la familia.

El colecho y sus beneficios son defendidos por la Asociación Española de Pediatría, que lo considera como uno de los mejores métodos para que el recién nacido se sienta tranquilo cerca de papá y mamá. Además, durante los primeros meses del recién nacido en que los despertares nocturnos son algo bastante normal, se convierte en una gran aliada del descanso de toda la familia.

Encontrarás cunas de colecho pequeñas, pero también de un tamaño convencional, porque simplemente bajando uno de los lados, podrás adaptar la cuna sin problema a la cama de los padres. Normalmente tienen ruedas, como cualquier otro tipo de cuna, y también puedes utilizarlas como cunas convencionales subiendo el otro lado de la barandilla.

Entre los modelos más conocidos encuentras el Chicco Next to me, una de las más valoradas por las mamás y papás del momento.

Cuna convertible

Las cunas convertibles o evolutivas crecen con tu bebé. Son un tipo de mobiliario infantil pensado para sacar todo el partido a la cuna del bebé. Pueden evolucionar a cama sin barrotes, a mueble cambiador o una estantería. Así que suponen una opción bastante interesante, porque cuando el bebé esté listo para pasar a la cama de mayores, sólo hay que hacer los cambios necesarios en la cuna.

¿Su principal ventaja? El ahorro de dinero que suponen. Porque con este tipo de cunas no tendrás que comprar una cama, (al menos al principio) o cualquier otro mueble extra para almacenamiento.

Cuna de viaje

Si eres de los que te gusta viajar, es fundamental hacerse con una de estas cunas de viaje. Hay padres que incluso se hacen con ellas para utilizarlas como parque infantil, y cómo no, como cuna de diario en casa. Las prefieren porque son amplias, ventiladas y pueden darles muchos más usos, lo cual, si cuentas con un espacio limitado es bastante importante.

Sus dimensiones, que son muy blanditas y fáciles de plegar las convierten en un accesorio muy adecuado si viajas frecuentemente.

Cuna nido o nido de bebé

El cojín nido es una de las opciones más valoradas en los últimos tiempos. Si bien puedes elegir uno de ellos como complemento a cualquiera de los anteriores, no te recomiendo que sólo tengas uno de ellos.

Sin embargo, si quieres dormir con tu bebé en colecho, o tener una cuna de viaje cómoda y que no ocupe demasiado espacio esta es una de las opciones más elegidas por los nuevos padres.

Summary
Cómo elegir la cuna del bebé
Article Name
Cómo elegir la cuna del bebé
Description
Entre todas las opciones de cunas para bebés, te mostramos qué tener en cuenta para elegir la mejor, adaptada a tus circunstancias
Author