Saltar al contenido
Cuna Nido

Beneficios del uso de la cuña antirreflujo en bebés

Beneficios del uso de la cuña antirreflujo en bebés

En la mayoría de los bebés algo muy habitual es el indeseado reflujo. Su sistema digestivo no es aún maduro, y es muy común que regurgiten y vomiten la toma con facilidad. El uso de la cuña antirreflujo puede aliviar estos síntomas.

Cuando el bebé vaya creciendo, poco a poco, notarás que va desapareciendo, así que no te preocupes. Es algo bastante habitual durante los primeros meses de vida del bebé.

Tener al bebé incorporado, ayuda a evitar en gran medida este molesto trastorno. Por eso, las cuñas un poco más elevadas son muy beneficiosas.

Qué es el reflujo y qué lo provoca

Cuando el bebé es recién nacido y su aparato digestivo aún no está bien desarrollado, a veces podemos encontrarnos con este incómodo trastorno. Se produce cuando el alimento vuelve al esófago desde el estómago.

El reflujo se produce porque un músculo, el esfínter esofágico inferior, que actúa como válvula entre el estómago y esófago, aún no está bien desarrollado.

Al tragar, el músculo se relaja, y lo normal es que el resto del tiempo permanezca cerrado. Pero en los bebés aún pequeñitos es bastante común que esto no ocurra en los primeros días de vida.

Si sientes que tu bebé está intranquilo o incómodo después de las tomas, probablemente esté sufriendo reflujo. En ocasiones lo sabrás porque no paran de regurgitar cuando han terminado de comer, y es bastante molesto para ellos.

Ésto tienen fácil solución, y es que con una cuña antireflujo puedes aliviar mucho la digestión de tu bebé. Al estar un poco elevado, favorecerá el hecho de que la leche no vuelva hacia arriba.

Qué es una cuña anti-reflujo

La cuña antireflujo es una almohada un poco elevada, que incorpora levemente al bebé, y evita que se ahoguen con el propio vómito, o que regurgiten con tanta facilidad.

Puedes utilizarla encima o debajo del colchón de la cuna del bebé.

Uso de la cuña antirreflujo y su su correcta colocación

Para utilizar bien la cuña no basta con colocar la cabecita del bebé en ella a modo de almohada, sino que debes colocar al bebé con todo el cuerpo sobre ella desde más abajo que el estómago. De esta manera favorecerás que la boca del estómago esté más elevada, y así evitar todo lo anterior.

Los cojines antireflujo favorecen que el bebé respire mejor, descansen con el cuerpo un poco más elevado, y así evitan el reflujo gástrico, cólicos y demás molestias. Además, incluso pueden evitar que los pequeños sufran hernias o gastritis.

Puedes colocar este tipo de cuñas encima o debajo del colchón, como te resulte más cómodo, y siempre sin superar los 25º.

Este tipo de almohadas antireflujo resultan especialmente prácticas cuando los bebés están resfriados. Les ayudarán a respirar mejor, y evitar la tos o mocos cuando están muy congestionados.

Ventajas de la cuña

El uso de una cuña antirreflujo puede resultar muy efectivo en el caso de los bebés que lo sufran:

  • Evitará en mayor medida que los bebés sufran reflujo y que se ahoguen con su vómito.
  • Es muy efectiva para favorecer la respiración, en el caso de resfriados o catarros.
  • El bebé dormirá mejor porque respira mejor, al estar más incorporado.

Uso de la cuña antirreflujo en el embarazo

Puedes incorporar a tu rutina la utilización de estos cojines antirreflujo desde el embarazo. Y es que será mucho más sencillo y cómodo conciliar el sueño si te haces con una de estas cuñas. Tu cuerpo estará más elevado, y evitarás la sensación de pesadez cuando tu embarazo está ya muy avanzado.

Summary
Article Name
Beneficios del uso de la cuña antirreflujo en bebés
Description
Hablamos de los beneficios de la cuña antirreflujo en los bebés
Author